Participación

Fechas
Saskia Sassen habla de las nuevas fronteras en la inauguración de "Espacio Fundamentos" en la Junta General Saskia Sassen en la Junta 01-07-2016 General Espacio Fundamentos

 

Una conferencia de Saskia Sassen inauguró este viernes de Espacio Fundamentos. Modelos constitucionales a debate, un foro de pensamiento y reflexión en torno a cuestiones de actualidad y de relevancia constitucional y social. Impulsado por la Junta General el Principado y la Universidad de Oviedo, su fin de acercar ambas instituciones a la sociedad y fortalecer lazos que favorezcan el impulso de la investigación y de la innovación en campos de interés común.

"Territorio, autoridad, derechos ¿Vamos hacia nuevos ensamblajes?" fue el tema elegido por la socióloga neerlandesa, quien ante más de un centenar de personas desgranó en el Salón Europa del Parlamento asturiano "aquello que queda oculto tras el léxico dominante sobre la globalización, una palabra que destaca el antagonismo entre lo global y lo nacional".

El Presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo resaltó la oportunidad de la conferencia de Saskia Sassen, quien visita por segunda vez el Parlamento tras su estancia en 2013, cuando viajó a Oviedo para recibir el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales. Según dijo Sanjurjo, Espacio Fundamentos nace con la voluntad de poner al alcance de la sociedad asturiana lugares para compartir experiencias, conocimiento y propiciar su participación en ese debate general sobre asuntos que nos afectan a todos y que conforman los grandes temas que definirán nuestro futuro. Sanjurjo definió la iniciativa auspiciada por el Parlamento asturiano como «una ventana al diálogo», a través de la cual una comunidad autónoma como Asturias, "exenta de tensiones nacionalistas", propicia un espacio de diálogo e intercambio con "la serenidad necesaria para afrontar un debate como el de la reforma constitucional".

Saskia Sassen ante el numeroso público que asistió a la conferencia. (Fotos: Miguel Parte)

La catedrática de la Universidad de Columbia y profesora de la London School of Economics and Political Science sostuvo que, aunque el ámbito nacional continúa siendo el terreno donde todavía se formalizan nuestros derechos y responsabilidades y donde las instituciones públicas y privadas adquieren su verdadera significación política y social, la capacidad de actuación de las naciones es, por la profunda influencia que ejerce la dinámica de globalización, mucho menor de lo que parece.

Partidaria de "hacer visibles los problemas antes de que estallen, como un primer paso para darle la vuelta a la situación", ante un foro de diputados, miembros del Gobierno regional y representantes de todos los estamentos de la sociedad asturiana -con especial presencia del mundo universitario-, Sassen expuso las tres tendencias que desestabilizan el modelo en el que hemos vivido hasta los años ochenta del pasado siglo. Todas ellas tienen "relación con esas nuevas fronteras, cuyos bordes son muy duros", dijo.

La primera, serían esos "espacios transnacionales e impenetrables" generados por las finanzas, en los que "nunca sabemos muy bien qué pasa" y que "generan un efecto sombra enorme" y una "profunda y poderosa" fuerza que afecta al desarrollo de nuestra economía.

Las "geografías de centralidad", que concentran mucho poder y van construyendo, con elementos de ley, "un espacio gobernado con métodos distintos a los gobiernos que conocemos", es la segunda tendencia imperante y permite, por ejemplo, que se den situaciones como que los cataríes tengan más propiedades en el centro de Londres que la Corona de Inglaterra.

El tercer elemento desestabilizador sería la territorialidad, o el dominio asociado a los países más poderosos que sobrepasan las fronteras nacionales, tal como se han conocido hasta el presente. "Crean fronteras invisibles y generan situaciones ocultas a los ojos de la ley, como la de los millones de desplazados por motivos económicos". Estas personas no se contabilizan como aquellos que huyen de Siria, por ejemplo. "No tenemos forma para identificarles. Son millones, pero son invisibles. Cuando uno de ellos se presenta en Europa no tiene ninguna base para reclamar; no existe a los ojos de la ley". 

 

Ver vídeo de la conferencia

Descargar la imagen